Derecho de los Socios minoritarios al reparto de dividendos

La empresa debe probar el descenso en la actividad antes del despido
mayo 19, 2017
Limitaciones europeas al etiquetado de productos ecológicos
mayo 26, 2017

Derecho de los Socios minoritarios al reparto de dividendos

El pasado 1 de enero de 2017 entró en vigor una norma que se encontraba suspendida durante los últimos años, desde el 24 de junio de 2012, me refiero al artículo 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital introducido por la Ley 25/2011 de 1 agosto 2011.

El referido precepto permite a los socios minoritarios de sociedades de capital de cualquier clase -excepto cotizadas- que tengan más de cinco años de existencia, computada desde su inscripción en el Registro Mercantil, ejercer un derecho de separación, si la junta general no acordara la distribución como dividendo de, al menos, un tercio de los beneficios propios de la explotación del objeto social obtenidos durante el año 2016.

Se exige al socio que vote a favor del reparto de dividendos, aunque la propuesta sea inferior a un tercio de los beneficios propios generados en la explotación del objeto social obtenidos en el año 2016, y que ejercite su derecho de separación en el plazo de un mes desde la celebración la junta general.

De ejercitarse el derecho de separación, y a falta de acuerdo para determinar el valor razonable de las participaciones sociales o de las acciones y la persona o personas que hayan de valorarlas, se nombrará un experto independiente por el registrador mercantil del domicilio social a solicitud de la sociedad o de cualquiera de los socios titulares de las participaciones o de las acciones objeto de valoración, con cargo a la sociedad.

El pago a los socios separados deberá ejecutarse en el plazo de dos meses desde que la sociedad reciba el informe de valoración.

Las sociedades con beneficios en el ejercicio 2016 y que no decidan un reparto de dividendos igual o superior a tercio de dichos beneficios, pueden encontrarse en un aprieto económico si se vieran obligadas a abonar el valor razonable de las participaciones de los socios minoritarios que han ejercitado su derecho de separación.

Por esta vía se pretende proteger a los socios minoritarios, que ven congelada su inversión sin recibir ningún beneficio de la sociedad a la que pertenecen.

 

Por Manuel Ruigómez Muriedas

Comments are closed.